Pensamiento uno

Desde que descubrí el camino hacia la luz, no paro de rebotar contra la lámpara.















A orillas del Gualeguay

A orillas del Gualeguay
Foto: Julio Montana

Pensamiento dos

A tener en cuenta: la felicidad es un arte efímero.

martes, 11 de febrero de 2014

Una historia para Julia (LIX)



Mamá Evangelina me hizo señas. Vos estabas sentada en el piso. Tenías el libro con las historias de animales entre tus manos. Mamá siempre te lee y te canta, y muchas veces te está leyendo y te canta en medio del cuento. Se acuestan en el sillón, al lado de la ventana que da al patio y al jardín, o en la cama a la hora de la siesta. Ayer eras vos la que le leías a mamá. Yo escuchaba desde mi escritura suspendida. No sé si tenías conciencia del mundo a tu alrededor. Como sea, ahí estabas: imitando a mamá. Llegué a detectar la palabra “nena”, que se repetía, escuché “mamá”, y la palabra “pato”, perteneciente a la composición “al agua pato”, que cantamos todos cuando te toca el baño. Palabras que no entendimos, cambios de tono, muy bueno tu primer cuento.

No hay comentarios: