Pensamiento uno

Desde que descubrí el camino hacia la luz, no paro de rebotar contra la lámpara.















A orillas del Gualeguay

A orillas del Gualeguay
Foto: Julio Montana

Pensamiento dos

A tener en cuenta: la felicidad es un arte efímero.

miércoles, 29 de enero de 2014

Una historia para Julia (LIV)


Transcurre la media mañana. Saliste a caminar con mamá Evangelina. Quiero sumarme a ustedes y voy hacia la vereda. No vi hacia qué dirección enfilaron. Parado en la puerta miro hacia la derecha al tiempo que pienso en que por ahí están en el almacén de Mariano y Enrique. Antes de caminar hasta la puerta del almacén, miro hacia la izquierda. Mi mirada llegó justito para encontrarme con ustedes dos: doblaban en la esquina. Me viste. Después el grito: Papá. Fui a encontrarlas con un nudo en la garganta. Hacía tan poco que me llamabas papá.

No hay comentarios: